Esta ciudad es el punto neurálgico del norte de Tailandia. Desde aquí puedes ir a otros puntos del norte en autobus. Por esta razón la ciudad es bastante turística,  pero al mismo tiempo tranquila.

Para llegar, hemos cogido un avión desde la capital, después de pasar un día lleno de palacios que te contamos en la entrada de Bangkok.  La aerolínea que usamos fue una de las aerolíneas low cost que se llama Nok Air, que por cierto está muy bien en puntualidad y servicio.

Una vez en Chiang Mai, después de nuestra primera cena tailandesa con papaya salad y curry (que nos hizo llorar del picante), hemos pensado en hacer las actividades que nos ofrece la ciudad, para esto, escogimos el tour que incluye paseo en elefante+una pequeña caminata hacia una cascada+ rafting y visita a una aldea Akha. Los Akha son una de las tribus indígenas de esta zona.

_MG_1852

Papaya Salad. ( soy adicta)

 

Escogimos una agencia que encontramos en la calle, cuando buscábamos otra de la que teníamos un flyer. En Chiang Mai hay miles de agencias donde puedes contratar todos los tours y casi todas cuestan mas o menos lo mismo. Para junio de 2014 el tour lo ofrecían por 800THB por persona. De camino nos llevaron a una granja de orquídeas y una fabrica de “poo poo paper”, si! hacen manualidades de papel que sacan de las heces de elefante. Estas dos ultimas cosas no estaban planeadas pero como todo en Tailandia, la gente recibe una comisión por llevar a los turistas a estos sitios, nos pasó en 2 oportunidades y al final tienes que ponerte serio si o te pueden estar llevando todo el día de tienda en tienda y de fabrica en fabrica.

En esto pueden terminar las heces de elefante

En esto pueden terminar las heces de elefante

La vuelta en elefante fue muy bonita ya que no eran los típicos centros famosos que encuentras en internet y que te cobran hasta 100eur por la aventura, en este caso eran nativos Mahout que se buscaban la vida con sus elefantes. Nos pasearon por un río y un paraje natural muy bonito, nuestro elefante era el único que no tenia barrera de seguridad en la cesta donde te sientas, cosa que me asustó al principio pero me acostumbre rápidamente, sobretodo porque nuestro Mahout no dejó sentar en el cuello del elefante. Otra cosa buenas era que él no usaba el garfio que utilizan en los centros de elefantes para dirigirlos, en este caso nuestro mahout se comunicaba solo con comandos de voz.

 

 

No tenemos muchas fotos de este día tan bonito, porque se nos quedaron en el hotel las dos cámaras que teníamos 😦 Así que gracias a un móvil y unas chicas que conocimos en el tour, podemos mostrarles algunas fotos.

Con respecto a las otras actividades del tour, el rafting nos la pasamos bien, el bamboo rafting puede llegar a ser aburrido pero si disfrutas del paisaje que hay mientras vas rio abajo en balsas de bamboo puede dejarte un bonito recuerdo. Y para terminar con este día, la visita al Akha village, es una turistada, no hay ninguna aldea como tal, son algunas tiendas de artesanías puestas a lado y lado de la carretera que llega a una aldea, y solo unas mujeres vestidas de Akha, que están allí para vender a los turistas. Si quieres visitar los verdaderos indígenas tendrás que ir más al norte.

DSC_0112

Mujer vestida de Akha

 

 Para el segundo día quisimos hacer un curso de cocina. Se los recomiendo para quienes les guste la gastronomía!! Decidimos hacerlo con  Thai Farm Cooking School Chiang Mai (1.000THB), En lugar de hacerlo en la ciudad lo haces en una granja orgánica, donde ellos cultivan casi todos los ingredientes que se utilizan para el curso. Primero te llevan a un mercado y allí mismo te explican los ingredientes y salsas que sobretodo es la novedad para nosotros. He de decir que desde entonces cocinamos un montón con estas salsas y a la Thai way.

IMG_1964

En este curso de cocina, haces 6 platos diferentes por persona, es decir que nosotros teníamos 12 platos diferentes, no quisimos repetir receta para poder probarlo todo 🙂 al final hemos tenido que llevarnos el ultimo plato a casa si no íbamos a estallar.

IMG_2032

 

Este día la escuela te recoge en el hotel y en la tarde hacia las 15h te vuelven a dejar. No te tienes que preocupar por nada más. Ni por cenar esa noche 🙂 ! Nosotros los reservamos con algún tiempo antes, para tener asegurada la plaza, pero allí puedes reservar una de las variadas escuelas de cocina que ofrecen.

A nosotros nos gusta probar TODO así que a cada mercado que pasábamos, comida que probábamos. Y como no, ya que somos adictos a las frutas aquí les dejamos las que encontramos diferentes: Lyche, rombutan, Longken y uno que no recomiendo para nada. No nos gustó, y a muy pocas personas les gusta y es el durian. huele tan mal que en algunos hoteles llega a estar prohibido comerlo.

 

Una de las cosas bonitas de estas actividades es que conoces gente que al igual que tu están viajando y explorando. Así que este día fue el turno de conocer a una pareja de Colombianos  con los que por la noche decidimos ir juntos a ver una pelea de Muay Thai, el boxeo tailandés. Es un lugar particular, mitad autóctono mitad turístico, el rin está rodeado de bares, así que llegas, pides tu botella y a ver el espectáculo de 5 asaltos. Cuidado con las botellas que traen ya que pueden estar rellena de otro licor que no ves. La nuestra estaba muy llena y nos dimos cuenta así que la pedimos cambiar y que nos la abrieran delante nuestro.

 

Cuidado también con el “Bucket” eso es una coctel bomba que no sabes ni lo que lleva dentro. Hemos escuchado por otros que lo que si queda es una resaca de morirse.

Precio de la entrada 350THB. En los hostales te dicen que descuentan 50THB ya que en las calles lo ofertan a 400.  el descuento es mínimo pero bueno se tiene en cuenta.

Muay tai

 

Para el tercer día nos dedicamos a recorrer algunos templos de la ciudad. Como hacía mucho calor hemos pagado a un tuk tuk para que nos llevara de templo en templo. OJO!! luego te llevan a las fabricas, por cada fabrica les ponen un sello y cuando tienen todos los sellos se ganan una botella de licor ( según lo que nos contó el señor) ya que después de decirle que no queríamos ir a más fabricas nos rogó para que al menos entráramos y saliéramos.  Las únicas fabricas que valen la pena son la de seda y un poco alguna de pedrería, pero como es una zona de muchas piedras en joyas hay muchas fabricas de esto desde unas simples hasta otras más lujosas.

Templo Chaing Mai

Tejedoras en seda

Tejedoras de seda

 

Y por la noche al Night bazar. El de Chaing Mai es mucho menos folclórico que el de Chaing Rai. Es hecho para turistas y los precios son más elevados. Sin embargo hay que ir.! En este mercado puedes encontrar ropa, artesanías, comida, bares, etc.. las “squid balls” están de muerte!  Si vas y decides volver andando como nosotros, presta atención de no terminar en el barrio de ambiente. jeje es impresionante como las barras de los bares están llenas de señores mayores occidentales con “chicas” locales.

Bueno es tiempo de partir hacia Chiang Rai, no sin antes dejarles alguna información.

Como llegar: mucha gente coge el tren nocturno desde Bangkok, pero también hay vuelos low cost.

 

calculadoraDatos Económicos: 

Taxi del aeropuerto a la ciudad: 150THB tarifa fija

Comida: se puede comer por 40 ó 70THB, si se quiere comprar fruta en la calle: 20THB

Dormir: hemos dormido en dos hostales diferentes. El Baan kunt que tiene habitaciones privadas y con varias camas. Había muy buen ambiente entre los huespedes ya que hay espacios comunes donde interactuar, también dejaban un mini desayuno para el que quisiera. (cafe/ té, fruta y unos fritos típicos), ahí mismo también tienen una agencia de turismo para contratar las actividades, aunque no es obligatorio que se contraten con ellos. El personal es muy amable y ayuda en todo momento.

Nuestro segundo hostal, más moderno, todo nuevo, con baño privado etc. Pero no hay ambiente, no te dan información de nada y la recepcionista no sabía casi nada de inglés.

 

 

 

 

Anuncios